Diamantes amarillos en la luz.

Es la forma en que me siento, no puedo evitarlo.
No puedo dejarte marchar.
No es tu cuerpo ni tu sonrisa, son tus ojos, es esa forma en al que me miras.
No puedo dejarte marchar.
Sabes que me provocas al mirarme, y yo se que te gusta hacerlo.
No puedes evitarlo.

A veces sueño con tu sonrisa. Tu sonrisa entre el filo de mis labios.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Quédate conmigo

 

Deja huella

Atelier de Ganesh

-¿Qué coño buscas?
-Nada, porque al huir se cede la voluntad a la renuncia
Nuria

Etiquetas

A cuerpo abierto